Siempre fue una criatura de excelencia en el colegio. Disfrutaba especialmente con maestros que hacían la vista gorda cada vez que, ya habiendo terminado la tarea asignada, ella sacaba su indispensable cuaderno y se sumergía en sus ideas hasta que el resto de compañeros terminaba...